Project Description


Aves terrestres y acuáticas

Sierra Bermeja y el litoral occidental malagueño son lugares ricos en especies de aves; la cercanía al Estrecho de Gibraltar y la altura y proximidad al mar convierten a Sierra Bermeja en un excelente escenario para observar los pasos migratorios de las aves, especialmente de rapaces, cuyos vuelos son favorecidos por las corrientes térmicas que se generan, sobre todo en verano.

Fotografía: José Aragón Bracho

La migración de las aves es una estrategia de conservación de cada especie ante los cambios estacionales buscando lugares con una mayor disponibilidad de alimentos y, con ello, garantizar una mayor supervivencia en los individuos que puedan criar. En esta estrategia, la elección adecuada de corredores migratorios les permite garantizar el éxito del viaje. En el caso de Europa, la ruta occidental con el paso hacia el Estrecho de Gibraltar puede considerarse una de las más importantes entre el continente europeo y el africano.

Pese a la dureza del entorno serrano, se han identificado en Sierra Bermeja más de 150 especies distintas, 25 de ellas protegidas por la Directiva de Aves y 117 por legislación nacional o andaluza. Las cumbres de Sierra Bermeja en Los Reales son también consideradas Zona de Especial Protección para las Aves (ES6170004) según directivas de protección europeas, y Área de Importancia para las Aves (IBA núm.141, Important Bird Areas) según la catalogación de SEO/BirdLife.

Fotografía: Miguel Ángel Lechuga Álvaro

De entre las rapaces destacan criando en Sierra Bermeja el Águila Real, Águila Perdicera, Águila Calzada, Águila culebrera, Ratonero Común, Azor, Gavilán, Halcón Peregrino y el Cernícalo común. Entre las nocturnas cabe citar el Búho Real y el Cárabo Común.

De entre las rapaces necrófagas es común la presencia del Buitre leonado, que mantiene una población de cría en la cercana Sierra Crestellina (Casares) y un pareja de Alimoche, que había desaparecido durante una época en el entorno y se ha observado en los últimos años también en la sierra casareña. Fuentes históricas citan a principios del siglo XX la presencia en Sierra Bermeja de Quebrantahuesos (Chapman y Buck, 1910), hoy en día desaparecidos.

Entre las aves acuáticas del litoral son abundantes las poblaciones de Gaviota Patiamarilla, Gaviota Reidora y Cabecinegra, con presencia esporádica de Gaviota de Audouin y Gaviota Sombría. También son comunes las poblaciones de Cormorán grande, Chorlitejo chico, Correlimos tridáctilo y estacionalmente de Alcatráz Atlántico, Charrán patinegro e incluso pueden verse ejemplares de Alca Torda .

En los humedales y desembocaduras de los ríos también son comunes las poblaciones de diversas especies de anseriformes entre las que destaca el Ánade Real, de ciconiformes como el Avetorillo común, Garcetas común y Real, Garcillas Bueyera y Cangrejera, Garzas Real e Imperial, y otras acuáticas como la Focha común, Andarrios grande o el Archibebe común.

Finalmente son numerosas las especies no rapaces de aves terrestres entre las que cabe destacar la Collalba Rubia y Negra, el Zarcero Pálido, el Mirlo acuático, la Curruca tomillera, el Roquero rojo, el Colirrojo real o el Papamoscas Gris.

PARA SABER MÁS

TAMAYO GUERRERO, Antonio; Grupo Local SEO_Málaga. “Lista de las Aves de la Provincia de Málaga” (SEO/Birdlife, 2007)